Una buena forma de materializar la luz es hacerla reflejar sobre una superficie, en la lámpara MEDUSA esto se consigue mediante la reflexión de esta en los diferentes planos con variadas inclinaciones, confiriendo de esta forma, a cada superficie una tonalidad diferente.
Formalmente, en la luminaria contrasta la suavidad de su cúpula, con la angulosidad de sus tentáculos, dándole un carácter propio con los mínimos elementos.

Diseño: Vicent Clausell

Cliente: 
Almerich
Año: 
2012