Se presenta un sistema de alimentación universal para alargar la autonomía energética de cualquier bicicleta eléctrica por medio de la recarga continua solar de su batería, haciéndola autónoma.
Con un diseño elegante y simple permite su colocación en cualquier bicicleta ya que la estructura va fijada a las alforjas de la propia bicicleta convirtiéndose en un elemento esencial que no puede faltar a los aficionados al cicloturismo.

Los módulos solares proporcionan una potencia instalada de 40 W, especialmente diseñados para su fácil extracción y uso en situaciones ajenas al mundo de la bicicleta, aumentando por tanto su versatilidad. Su plegado y ligereza se convierten en el mejor aliado del aficionado al deporte.

La estructura diseñada por CLAUSELL STUDIO viene conformada por dos alas donde quedan alojados ambos módulos solares. De una forma elegante le permite al ciclista obtener la máxima generación de potencia inclinándolas según incida el sol, a un lado u otro. Todo ello de la forma más compacta y distinguida.

El conjunto incluye una bolsa impermeable encerrada en el armazón de la estructura metálica. La bolsa consta de una cremallera en su zona superior que facilita el acceso de su contenido al usuario. En su interior acolchado tanto en las paredes laterales como en la parte inferior, se distinguen claramente 2 zonas; la primera de ellas y más próxima al sillín se aloja la propia batería de la bicicleta junto con el regulador del motor eléctrico y un regulador de carga especialmente diseñado por la compañía TEXTIL ENERGY que permite adecuar de forma automática la tensión de entrada proveniente de los módulos solares al estado de carga de la batería de ion-litio de la bicicleta, además, en el segundo departamento, posee varias salidas USB con el fin de alimentar Tablets, Smartphones u otros dispositivos electrónicos del ciclista.

Cliente: 
Textil Energy
Año: 
2015
Tipo: